PDF Imprimir Correo electrónico

 

  • ¿Qué es la Biometría?


La biometría es una tecnología de identificación basada en el reconocimiento de una característica física e intransferible de las personas. La biometría es un excelente sistema de identificación de la persona que se aplica en muchos procesos debido a dos razones fundamentales, la seguridad y la comodidad.

Entre las aplicaciones más destacadas están el control de acceso, el control de presencia o el logon para aplicaciones de software a sistemas operativos.

En Binovo y edatalia entendemos la biometría como un conjunto de técnicas y herramientas que permiten identificar a una persona y verificar su identidad mediante los mismos métodos de manera repetida. Por ello, la biometría presenta una serie de características por las que resulta muy atractiva en muchos de los proyectos que involucran la identificación, como la firma de documentos electrónicos.

La biometría presenta unas características intrínsecas que la hacen especialmente adecuada para reforzar mecanismos de identificación en sistemas perfectamente orquestados en los que el elemento biométrico proporciona un gran nivel de seguridad o un gran nivel de ahorro o ambos.

Los rasgos identificativos más representativos que se utilizan en los sistemas de identificación biométrica son:

• Imagen Dactilar- Huella dactilar
• Reconocimiento del iris, retina o facial
• Reconocimiento de la voz
• Reconocimiento del patrón caligráfico de firma manuscrita

Uno de los sistemas biométricos más interesantes en cuestiones de seguridad y coste, es el reconocimiento biométrico de rasgos caligráficos de la firma. Mediante la recogida de firmas en tabletas que permiten establecer parámetros de presión, velocidad e inclinación del trazo se pueden obtener patrones que resultan de una gran eficacia. Estos patrones nos proporcionan la identidad y unidos a mecanismos de generación de firma electrónica que aportan integridad, dotan de total seguridad a firma producida mediante este procedimiento.

Los costes de implantación de esta tecnología hacen que estén al alcance de cualquier organización y hace posible la digitalización de cualquier proceso de negocio empresarial. Además, como ya se ha comentado con anterioridad, por nuestra experiencia en el sector de la firma electrónica el uso de certificados digitales es una de las barreras principales de la gestión electrónica de documentos. Demasiadas Autoridades de certificación, demasiados tipos de certificados, diferentes dispositivos de almacenamiento, drivers de instalación no compatibles con sistemas operativos, dificultad de instalación de certificados raíz... Si fuéramos capaces de utilizar las ventajas de la biometría en la gestión documental del día a día, daríamos un paso importante en la mejora de la eficiencia de los procesos administrativos de las empresas.

Y el ahorro de costes es digno de mención. En un día pueden ser firmados en un hospital alrededor de 1.000 consentimientos informados. Un Consentimiento Informado está compuesto por 5 páginas de media. Esto supone para un hospital al menos 1.800.000 páginas gestionadas en un año, con su correspondiente gasto en papel, tóner y espacio, entre otros recursos.

Con el desarrollo de este innovador sistema, ya tenemos a nuestra disposición firma electrónica de documentos por parte de terceras persona sin necesidad de certificados digitales.

Por otra parte, los dispositivos de recogida de firmas no representan un coste excesivo y finalmente, el producto resultante de la firma biométrica combinada con la firma electrónica resulta en un ahorro en costes derivados del papel.

En Binovo y edatalia estamos concienciados, tanto de la seguridad que supone aplicar métodos eficaces como el ahorro de las tecnologías basadas en firma electrónica y ponemos a disposición de nuestro clientes las soluciones más adecuadas.

 

  • Firma digitalizada


Se han desarrollado diferentes aplicaciones para la integración de firma manuscrita en los procesos de negocio de cualquier empresa. ecoBiometric es una familia de soluciones avalada jurídicamente por un experto independiente para captura de firmas electrónicas avanzadas con total validez legal.

La tableta LCD para captura de firmas de Wacom STU-500 ha sido diseñada especialmente para la captura de firmas manuscritas digitalizadas. La STU-500 de Wacom integra un lápiz inalámbrico sin batería y una pantalla TFT LC compacta de 5 pulgadas. Mientras se realiza la firma en la tableta, los usuarios podrán leer su firma en ésta. El proceso será como escribir en un papel.

A partir de ahora no se necesita recoger las firmas en papel para cualquier proceso de negocio: pedidos, contratos, LOPD, visitas, partes de trabajo, partes de mantenimiento...

La aplicación ecoBiometric consta de 3 módulos: firmador de PDFs, generador de pantallas personalizadas para el tablet y verificador de firmas.

La STU-500 de Wacom ha sido específicamente optimizada para completar las necesidades de seguridad en la verificación de firmas. Mientras se escribe en la pantalla, el sensor captura la información biométrica de la firma, como la velocidad y la presión de los trazos.

El procesador que lleva integrado es capaz de detectar y reproducir puntos con hasta 512 niveles de presión diferentes. El perfil exclusivo de presión, ritmo y velocidad de escritura permite capturar el perfil individual de la firma. Las firmas capturadas en la STU-500 pueden considerarse como únicas para la persona firmante. Debido a estas propiedades, la tableta proporciona la más alta calidad de firma biométrica dinámica para asegurar la verificación de la aplicación de la firma.

La STU-500 de Wacom ha sido desarrollada para integrarse en procesos de negocios donde la copia en papel aún se utiliza y deben ser firmados personalmente. La tableta permite la captura de auténticas firmas para documentos internos así como para gestiones con clientes, como trámites de ventanilla, puntos de venta o terminales de autoservicio. La eliminación de la copia en papel se ha traducido en un ahorro de costes substancial. Al mismo tiempo, los procesos son más eficientes, ágiles y seguros.

 

  • Huella dactilar

La captura de huella dactilar es un sistema de identificación fisiológico. De un estudio se deriva que la biometría capturada por medio de impresiones dactilares es muy apropiada para aplicaciones de firma y gestión documental. Los valores estimados para un sistema seguro de reconocimiento de huella digital son:

- Resolución mínima del lector biométrico: 250 dpi
- Tiempo de proceso de la huella: < 1sg
- Velocidad de comparación: 60 huellas/sg
- Tamaño del registro en la Base de Datos: 600 bytes
- Tamaño máximo de Base de Datos: ilimitado

En Binovo y edatalia trabajamos con diferentes fabricantes de hardware de captura de huella. Cada cliente y cada proceso de captura requieren unas particularidades determinadas y por ello disponemos de un amplio catálogo de equipos. Normalmente poseen un sensor de identificación de presencia de dedo. Una vez el dedo es detectado sobre el sensor se puede proseguir a activar el escáner para capturar la huella dactilar, no es necesario pulsar ninguna tecla. Algunos tienen capacidades avanzadas como distinguir dedos de silicona falsificados. En general, conectados al puerto USB de un PC permiten aprovechar las ventajas y seguridad de la autenticación biométrica. Inhabilitando la suplantación de identidad y evitando la incomodidad de recordar múltiples códigos y passwords y ofreciendo alta seguridad y comodidad.

La captura de huella es de uso extendido en aplicaciones de control de acceso. Sin embargo en Binovo y edatalia le hemos dado un enfoque diferente: utilización de la huella como elemento de autenticación en la firma electrónica de documentos.

 

  • Reconocimiento facial



El reconocimiento facial se ha convertido en los últimos años en una área de investigación activa que abarca diversas disciplinas, como procesado de imágenes, reconocimiento de patrones, visión por ordenador y redes neuronales. Involucra tanto a investigadores del área de informática como a neurocientíficos y psicólogos. Se podría considerar también dentro del campo de reconocimiento de objetos, donde la cara es un objeto tridimensional sujeto a variaciones de iluminación, pose, etc., y ha de ser identificada basada en su proyección 2D (excepto cuando se utilizan técnicas 3D).


El objetivo de un sistema de reconocimiento facial es, generalmente, el siguiente: dada una imagen de una cara \"desconocida\", o imagen de test, encontrar una imagen de la misma cara en un conjunto de imágenes \"conocidas\", o imágenes de entrenamiento. La gran dificultad añadida es la de conseguir que este proceso se pueda realizar en tiempo real. El sistema identificará las caras presentes en imágenes o videos automáticamente. Puede operar en dos modos:


Verificación o autentificación de caras: compara una imagen de la cara con otra imagen con la cara de la que queremos saber la identidad. El sistema confirmará o rechazará la identidad de la cara.
Identificación o reconocimiento de caras: compara la imagen de una cara desconocida con todas las imágenes de caras conocidas que se encuentran en la base de datos para determinar su identidad.


Por su naturaleza amigable, este tipo de sistemas siguen siendo atractivos a pesar de la existencia de otros métodos muy fiables de idenficiación personal biométricos, como el análisis de huellas dactilares y el reconocimiento del iris.

Algunas aplicaciones: se utiliza principalmente en sistemas de seguridad para el reconocimiento de usuarios. En estos sistemas se utiliza un lector que define las características del rostro, y cuando este solicita el acceso, se verifica comparando los datos obtenidos con la base de datos. Sin embargo, estos sistemas no son útiles a largo plazo ya que, a medida que pasan los años, los rasgos faciales varían y al solicitar el acceso ya no coinciden con la imagen en la base de datos. Para solucionar este problema se puede utilizar un algoritmo que interprete el paso de los años, aunque igualmente sigue sin ser del todo fiable), o bien, renovar frecuentemente la base de datos. En el caso de Binovo y edatalia es utilizado como método de autenticación para la firma electrónica de documentos.

Posibles aplicaciones futuras: una aplicación de reconocimiento facial futura se basa en establecer esta técnica a nivel de usuario. Por ejemplo, en un supermercado o en un establecimiento pequeño se podría llevar a cabo un control sobre quien abre la caja registradora mediante un reconocimiento facial previo, de esta manera también se pueden evitar intentos de robo ya que, al no reconocer el rostro, la caja permanecería cerrada. Un caso más extremo sería en los cajeros automáticos donde, para poder operar, fuese necesario un reconocimiento facial en vez del actual PIN.